Creamos alrededor del cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko un escenario de Realidad Virtual que admite simulaciones orbitales e incluye versiones virtuales de Rosetta y Philae.

Sobre Rosetta, Philae y Chury

Rosetta fue una sonda espacial construida por la ESA (la Agencia Espacial Europea) que despegó en marzo de 2004 a bordo de un cohete Ariane 5 G+. Su destino, que alcanzó en 2014 tras un viaje de diez años por Sistema Solar, fue el cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko, habitualmente conocido como 67P o “Chury”. Una vez Rosetta hubo alcanzado el cometa, logró, tras varias maniobras, ingresar en una órbita semi-estable a su alrededor, convirtiéndose así en la primera sonda espacial en explorar un cometa desde su órbita.

Durante dos años, Rosetta estudió el cometa. Capturó las imágenes más detalladas del núcleo de un cometa que la humanidad jamás haya visto y recopiló valiosísima información para los astrofísicos que estudian los cometas y el origen del Sistema Solar. Uno de sus descubrimientos más relevantes fue determinar que la proporción de deuterio-hidrógeno en el agua del cometa es aproximadamente tres veces superior que la del agua que tenemos en la Tierra. Esto convirtió en tremendamente improbable la teoría previamente establecida que sostenía que el agua de la Tierra provino de cometas como 67P.

Una vez la gravedad y la superficie del cometa estubieron completamente mapeadas y se hubieron realizado grandes avances en los estudios remotos, se procedió a dar comienzo a la segunda etapa de la misión. Philae se convirtió entonces en la nueva protagonista. Este módulo de aterrizaje habia permanecido dormido, unido a Rosetta, durante casi quince años, pero su momento había llegado. Philae se desacopló de Rosetta y poco a poco comenzó la aproximación al lugar de aterrizaje designado en la superficie del cometa. Desafortunadamente, el aterrizaje no se desarrolló según lo planeado. Aún así, Philae logró extraer valiosa información, convirtiéndose en el primer objeto hecho por el hombre que logra aterrizar suavemente sobre un cometa y realizar estudios científicos en su superficie. En resumen, Rosetta fue sin duda un éxito de misión que cambió para siempre nuestra visión de los cometas y del origen de nuestro Sistema Solar.

Acerca del escenario VR

“Rosetta y Philae en Chury (67P) VR” es un escenario espacial dinámico construido en torno al cometa 67P/Churyumov-Gerasimenko. Iniciamos este proyecto programando un entorno de trabajo que soportase simulaciones gravitatorias. Seguidamente, utilizamos los mapeados de gravedad y superficie del cometa que  Rosetta había llevado a cabo para crear un Chury virtual y agregamos la iluminación basándonos en las imágenes enviadas por la sonda. Por supuesto, también incluimos versiones interactivas virtuales de Rosetta y Philae que orbitan alrededor del cometa.

Puesto que  admite simulaciones de gravedad, este escenario pudo utilizarse para explorar las diferentes órbitas posibles para Rosetta y tambien para simular diversos  procedimientos y lugares de aterrizaje para Philae. Además, exportamos todo el programa como una experiencia de Realidad Virtual en la que visualizar todos los momentos destacados de la misión y que permite al usuario explorar el cometa por su cuenta. Échale un vistazo en esta beta en la que pueden verse los procesos de despliegue de antenas y paneles solares de Rosetta y el descenso de Philae al cometa:

Video © SpaceRobotics.EU – Nubalo Studios S.L.

Imágenes © ESA