Creamos la herramienta de posicionamiento automática que requería el equipo de SMOS para completar el software de SMOS FOS.

La misión SMOS (Humedad de la Tierra y Salinidad de los Océanos) de la ESA se dedica, como su propio nombre indica, a medir la salinidad de los océanos y la humedad de la tierra. Aunque recientemente se han encontrado aplicaciones alternativas, la razón original y principal para medir estas dos cantidades físicas es lograr una mayor comprensión del ciclo del agua en la Tierra. La humedad es un aspecto importante para el clima e influye en el crecimiento de las plantas y la distribución de los ecosistemas alrededor de la Tierra. La salinidad determina la circulación oceánica termohalina y regula la absorción y liberación de CO2, y por lo tanto tiene igualmente un gran impacto en los ciclos del carbono y el agua. Un seguimiento detallado de la humedad del suelo y la salinidad de los océanos proporcionará una mejor comprensión del ciclo del agua y ayudará a desarrollar modelos atmosféricos que deriven en pronósticos del tiempo más precisos. Además, los datos de SMOS son públicos y pueden ser utilizados por agricultores de todo el mundo para aumentar la eficiencia de sus plantaciones.

SMOS se lanzó hacia una órbita cuasi-circular, polar, heliosíncrona, a 758km de altura el 2 de Noviembre de 2009 mediante un cohete Rockot desde el Cosmódromo Plesetsk en el norte de Rusia junto al diminuto satélite Proba-2. Una vez en órbita, SMOS desplegó los tres brazos de MIRAS, su instrumento principal con forma de Y y 8 m de diámetro. Inspirado en el legendario VLA (Very Large Array), MIRAS es un interferómetro de 1,4 GHz (Banda L) constituido por 69 antenas de 165 mm de diámetro llamadas LICEFs. Estas antenas simulan una antena mucho mayor que mide la humedad del suelo y la salinidad del océano por medio de las pequeñas diferencias en las emisiones microondas del suelo y del agua producidas por pequeñas variaciones en la humedad y la salinidad respectivamente.

Para hacer funcionar el satélite y dar uso a las observaciones de MIRAS, el flujo de datos debe completarse. Este comienza con el Segmento Terrestre de Operaciones Satelitales (SOGS) del Centro Nacional de Estudios Espaciales francés (CNES) en Toulouse, que envía los comandos adecuados para que el satélite funcione según lo planeado. Mientras el satélite mantiene su órbita y toma datos, utiliza sus dos antenas para enviar información de telemetría y los datos de MIRAS a antenas en tierra localizadas en ESAC (Centro de Astronomía Espacial Europea) en España y SvalSat (Estación de Satélites de Svalbard) en Noruega. Esta información se recopila en el Segmento de Procesamiento de Datos (DPGS) en ESAC, donde se procesa y distribuye gratuitamente a los investigadores y al público no comercial. Por supuesto, todo el flujo de datos funciona en el código binario de 0 y 1, y por lo tanto se necesita mucho software adicional y algunas interfaces de usuario para que el equipo de SMOS se comunique con el satélite, procese e interprete los datos de las observaciones y administre todo el proyecto SMOS. El software SMOS FOS (Segmento de Operaciones de Vuelo) se utiliza en SOGS y DPGS para estos propósitos.

Bajo pedido del equipo de SMOS hemos colaborado en la construcción de este software, entre otras aportaciones hemos creado una herramienta de posicionamiento automática. Esta herramienta, etiquetada como “¿Dónde está SMOS?” muestra casi en tiempo real, junto con otros muchos datos, la posición del satélite en el globo terrestre. Esto es crucial, por ejemplo, para saber en que momento el satélite debe retransmitir datos a que antena y poder comprobar que así lo está haciendo.

  Imagenes © Nubalo Studios – Space Robotics